Reportajes

2013, un año para tomar un respiro

19-12-2013 Cooperativas Agro-alimentarias

Cuando quedan pocos días para acabar el año 2013, se hace inevitable intentar realizar un balace de cómo ha sido el año agrario que dejamos. Como siempre, y más en el campo, nunca llueve a gusto de todos, y dependiendo de la producción que analicemos, sacaremos unas conclusiones u otras. Pero desde una tónica general y tras analizar las principales producciones de nuestro país y hablar con todos nuestros presidentes sectoriales, podemos decir que 2013 no ha sido un mal año, más bien ha sido un buen año en el que muchos sectores importantes se han recuperado y han tomado aire tras varias malas, y hasta pésimas, campañas en los últimos ejercicios.

Algunos de los sectores más positivos son los ganaderos, especialmente Leche y Porcino, que hablan abiertamente de un buen año, "uno de los mejores" en mucho tiempo. En la misma línea también se manifiestan los representantes de Piensos, Cereales o Frutas y Hortalizas. Otros, como Aceite de Oliva y Vino, que sufren grandes oscilaciones de producción entre campañas, se enfrentan el reto de saber gestionar adecuadamente la oferta y conseguir un sector más integrado, para poder anticiparse a cifras ínfimas de producción o cosechas récord.

Aunque la crisis económica y de consumo de nuestro país se está dejando notar en todos los sectores de la economía, la otra cara de la moneda la muestran las cooperativas de flores y plantas. Un sector muy castigado en los últimos años por el descenso en el consumo derivado de la crisis y las importaciones masivas, y rematado en 2013 por las decisiones del Gobierno para salir de ella, con una subida del IVA para estos productos que ha conseguido hundir totalmente la producción.

Subida de la renta agraria
El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha publicado recientemente la primera estimación de las principales cifras económicas del sector agrario en 2013, donde se recoge que la Renta Agraria en términos corrientes ha aumentado un 7,7% en nuestro país. Medida por Unidad de Trabajo Anual (UTA), se estima que la renta agraria ha aumentado un 10,5% en términos corrientes, y un 10% en términos constantes. Sin embargo, en los 28 países de la Unión Europea, la renta agraria ha descendido un -1,3% de media.

La producción vegetal ha aumentado un 8,1%, destacando los incrementos en cereales, plantas industriales, vino y mosto. El valor de la producción animal aumenta un 0,4% y los consumos intermedios experimentan un aumento del 1,5%, según los mismos datos del MAGRAMA.

Cereales, buena cosecha pero con incertidumbre
El presidente sectorial de Cereales de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Lucas Ferreras, explica que lo mejor del año 2013 fue que “conseguimos una cosecha de cereales buena en cuanto a producción –aunque no todo lo buena que se pensaba en un principio debido a las lluvias de primavera-, pero la contrapartida ha sido unos precios inestables a lo largo de todo el año y un problema de incertidumbre enorme para las cooperativas españolas de cereales”.

El año comenzó con caídas de precio en torno al 25-30% respecto a 2012, y posteriormente la incertidumbre se apoderó de los mercados, que se agudizó en los últimos meses por la influencia del maíz. El maíz registró un nivel de precios muy bajo y arrastró a los demás cereales. “No obstante, ha sido un buen año, en general”, concluye Lucas Ferreras.

Piensos, arrastrados por la mejoría general
Josep Erra, presidente del Consejo Sectorial de Piensos, explica cómo 2013 ha supuesto un cambio de la tendencia en precios, sobre todo a partir de primavera, que comenzaron a caer, pero “ha ido bien, en general” y se muestra optimista respecto a los próximos meses debido al incremento en los precios de los cerdos y la leche. “Nos encontramos en la mejor situación de los últimos 5 o 6 años; como cooperativas fabricantes de piensos nos interesa que los precios del cereal estén bajos, pero todo no se puede tener, lo importante es que haya una coyuntura ganadera buena, en general, con unos precios de mercado adecuados”.

Aceite de Oliva, días de escasez
En aceite de oliva, el año 2013 ha estado marcado por la anormal caída de la producción después de varios años de cosechas récord, “hemos pasado de 1.600.000 tn en 2012 a 615.000 tn en 2013, lo que ha sido muy negativo para el sector”, según el presidente del Consejo Sectorial, Rafael Sánchez de Puerta. Lo que ha tenido de positivo esa baja cosecha es que ha servido para eliminar excedentes. “No obstante, los precios no se han comportado como se preveía dada la escasa cosecha -precisamente porque había demasiada cantidad de aceite como enlace de campaña- y en cualquier caso, la subida de precios no compensó la tremenda caída de la producción”. A esto hay que sumar un descenso en el consumo y en las exportaciones, motivado por la menor producción y el incremento del precio, añade. “Al menos, se ha generado una situación de mercado con pocos excedentes, que va a permitir un enlace bajo con la cosecha 2013/2014, que se presenta con buenas estimaciones de precios y de cantidad”.

En el ámbito político, finalmente la reforma de la PAC ha quedado “aceptable” para el sector, no ha sido tan negativa como se preveía en un principio y se ha conseguido mantener el nivel de ingresos, dice el Presidente. También el Plan de Acción impulsado por el Comisario Ciolos ha sido positivo porque, aunque no se ha conseguido la prohibición general de las aceiteras rellenables en Europa, sí ha motivado que se prohíban en España, y también se ha conseguido regular un mejor etiquetado del aceite a nivel europeo.

Frutas y Hortalizas, precios estables y evolución positiva
Cirilo Arnandis, presidente de las Cooperativas españolas de Frutas y Hortalizas, analiza el año 2013 en torno a dos vertientes: la política y la comercial. En el plano comercial, 2013 ha sido un año en el que “el agricultor ha tenido cierta satisfacción, tanto en fruta de verano como en el resto, aunque se está complicando al final con el comienzo de la campaña de cítricos. Pero hemos conseguido un aumento de las exportaciones y también un incremento de la producción, no ha habido precios altos, pero han sido estables, lo que permite seguir produciendo y afrontar con cierta ilusión el ejercicio que viene”.

En la vertiente política, se ha aprobado la reforma de la PAC y en frutas y hortalizas hemos conseguido nuestras reivindicaciones, que no eran otras que el mantenimiento de los Fondos Operativos y el mantenimiento de la actual política hasta 2016. “Quedarnos quietos creo que es positivo, lo que hemos conseguido después de unir fuerzas con las cooperativas de Holanda, Italia, Bélgica y Francia”, añade.

Frutos secos, escaso apoyo y escasa producción
Según el presidente del CS de Frutos Secos de Cooperativas Agro-alimentarias, Antonio Hidalgo, la campaña de 2013 se recordará por su falta de producción (50% inferior a la pasada) y con unos precios elevados que, sin embargo, no van a permitir compensar la merma de producción.

Otros aspectos destacados siguen siendo la demanda a las administraciones de la creación de una marca de calidad nacional -con el objetivo de diferenciar la almendra española-, y la aplicación de la legislación vigente sobre trazabilidad y etiquetado, impidiendo la mezcla de producto importado con producto nacional.

Por otra, Hidalgo lamenta que, a pesar del compromiso contraído por parte de las administraciones estatal y autonómica, las ayudas al cultivo se han visto reducidas y eliminadas, respectivamente. Situación que repercute gravemente en un cultivo marginal como es el almendro, con producciones muy variables según las campañas. Así, el presupuesto del MAGRAMA, se ha reducido un torno al 62% en los últimos cuatro años. Además, se ha eliminado el complemento al agricultor profesional. Por su parte, la mayoría de las CCAAs adeudan las ayudas al sector desde la campaña 2009/10. “Con unos costes de producción cada vez mayores y unas importaciones de almendra americana en aumento, de no incrementarse los niveles de apoyo que el sector percibe actualmente, la rentabilidad de las explotaciones se verá seriamente comprometida, así como la propia supervivencia del sector”, añade Hidalgo.

Vino, una cosecha de líder
El presidente de las cooperativas españolas de Vino, Angel Villafranca, considera 2013 un año muy positivo, marcado sobre todo por dos fenómenos: por un lado, unos precios históricos en los vinos, precios altos nada habituales, incluso en las exportaciones; y por otro, un récord de cosecha que va a cambiar completamente el escenario de mercado, con España como primer productor mundial de vino. Esto es positivo.

“Hay que ordenar el sector –añade Villafranca-, pero el hecho de ser los primeros productores de vino es muy positivo. Nunca antes habíamos superado a Italia y Francia, es un hecho histórico. Ahora tenemos que aprovechar y marcar ese liderazgo y ésa es nuestra tarea”.
Por otra parte, desde julio de 2013 se ha puesto en marcha un nuevo Programa de Apoyo al sector para las cinco próximas campañas. “Todo ello, ha hecho de 2013 un año casi excepcional”, concluye.

Flores y plantas, agonizando
El sector de la flor y planta ornamental refleja la cara más amarga del año. “2013 ha sido el peor de los últimos 30 años en una coyuntura que va de mal en peor”, dice el presidente sectorial, Juan Manuel Rodríguez. “Al importante descenso del mercado debido a la crisis, se ha unido el incremento del IVA para estos productos, que ha pasado del 7 al 21% y ha supuesto definitivamente la puntilla para el sector. El año iba mal, pero con la subida del IVA ya no podemos levantar cabeza. Y no creo que se esté recaudando más”.

Por otra parte, a nivel europeo, Turquía y en menor medida Kenia y Zimbabue (países con los que la UE mantiene acuerdos bilaterales) están inundando de clavel el mercado a unos precios con los que no pueden competir los productores españoles. “2012/2013 ha sido una campaña catastrófica, pero los tres meses que llevamos de la actual campaña sigue igual, nadie quiere flores. La administración nacional y también la comunitaria debería darse cuenta de que la flor supone una economía social, que mantiene a muchas familias, pero no lo están teniendo en cuenta”.

Leche, levantando cabeza
En el sector lácteo, el año 2013 se ha caracterizado por una mejora de la difícil situación de 2012, debido a una mayor demanda de proteína láctea a nivel mundial y una oferta menor consecuencia de una disminución de la cabaña ganadera global, según el presidente del Consejo Sectorial de Leche, José Luis Antuña.

“Empezó 2013 con un incremento en la demanda de leche en polvo y mantequilla, y a partir de abril los precios comenzaron a repuntar en España. Así, en el último trimestre del año tenemos el precio más alto de la leche en los últimos 12 años, unido a un descenso en los costes del pienso y los cereales. Por tanto, terminamos con mejores precios y menores costes y unos ganaderos tratando de recuperarse del año 2012”, resume Antuña.

“A partir de ahora, con la desaparición de cuotas en 2015, tendremos que prepararnos para la nueva situación. La Comisión Europea no prevé grandes crecimientos de producción a nivel europeo, pero es una situación de incertidumbre a la que habrá que adaptarnos para asumir un mercado tan liberalizado”, añade. “Por ello, nos preocupa que se produzca una alta volatilidad, por lo que deberían existir mecanismos de intervención de mercado para que el ganadero pueda afrontar las difíciles coyunturas. Sabemos que cuando un productor desaparece, ya no se recupera y eso tendría un efecto social enorme en algunas zonas de España y Europa, lo que debería tenerse en consideración por la UE”.

Como deseo para 2014, Antuña espera que la Interprofesional láctea, INLAC -de la cual también es presidente- pueda afianzarse para reestructurar el mercado, como órgano de coordinación entre productores e industria; que el contrato homologado se implante en el sector con plazos mínimos de 1 año y ligado a unos índices puntuales, además del asentamiento de las Organizaciones de Productores. En definitiva, “conseguir una mayor estabilidad para el sector lácteo”.

Ovino y caprino, mirando hacia afuera
Rafael Crespo, el presidente de Ovino y Caprino de Cooperativas Agro-alimentarias de España, señala que 2013 ha sido un año extraño en la evolución de los precios, en el que el consumo ha seguido cayendo pero ha sido positiva la apertura hacia mercados exteriores, principalmente países árabes y del entorno mediterráneo. “Los precios subieron a finales de primavera –cuando en esta época lo normal es que bajen- debido a la salida de producción al exterior. En definitiva ha sido un año en el que hemos dependido mucho de las exportaciones”.

Conejos, juntos y creciendo
Para el presidente de la sectorial de Conejos, Natalio García, 2013 ha sido un año con grandes diferencias entre meses, pero para una granja con un nivel de producción continuo, el año no ha sido malo teniendo en cuanta la crisis en la que nos encontramos. “Los precios más altos se han dado en el cuarto trimestre, debido a la escasez de producción en otros países productores”. España se ha convertido en el primer país productor de conejo de la UE, por delante de Francia, Italia y Portugal. Además, la producción se ha visto muy afectada por el aumento en el coste de los piensos –hasta junio sobre todo- y la energía, para ir recuperándose en los últimos meses.

No obstante, Natalio García destaca como fortalezas del sector, la unión que se ha creado a través de la Interprofesional, que está trabajando en el ámbito de la promoción, la investigación, la sanidad… “con lo cual se está consiguiendo que la carne de conejo sea interesante para el consumidor. En la difícil situación económica que nos encontramos, mientras está descendiendo el consumo de otras carnes, en conejo estamos consiguiendo no sólo que el consumo se mantenga, sino que crezca un poco”, resalta.

Porcino, un año de precios record
"Ante todo 2013 ha sido un año para felicitarnos, para felicitar a todo el sector, porque era un reto adaptar las explotaciones a la nueva normativa sobre bienestar animal y lo hemos conseguido, después de tres ejercicios en negativo. El esfuerzo ha sido extraordinario", enfatiza el presidente del Consejo Sectorial de Porcino de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Ramón Armengol.

2013 ha sido un año de precios récord, "pero los márgenes no han sido grandes, aunque el segundo semestre mejoró, principalmente por la bajada del maíz, que repercutió bastante en el precio de los piensos. La producción porcino va muy ligada a los costes, porque los márgenes son muy pequeños, y un menor coste en pienso tiene gran influencia", añade. Además, el consumo se ha mantenido, "porque el cerdo es una carne barata que se defiende bien en un entorno de crisis".

En definitiva, 2013 ha dado un respiro al sector y ha permitido hacer reinversiones en las explotaciones, aspecto muy necesario pero difícil de realizar después de tres años malos. "El reto de la competitividad es constante, hay que ampliar mercados y recuperar otros, como Rusia. En este sentido también es muy positivo la reorganización que se ha producido en el sector en los últimos años".