Noticias

El sector hortofrutícola europeo reclama a sus Ministerios un frente común a favor de medidas de apoyo a los productores y cooperativas

29-04-2015 Cooperativas Agro-alimentarias

Cooperativas Agro-alimentarias de España participó en la reunión del Comité Mixto hispano-italo-francés de frutas y hortalizas celebrado el lunes y martes en Madrid, en el que se han dado cita representantes del sector hortofrutícola y de los ministerios de Francia, Italia y España. La delegación española de Cooperativas Agro-alimentarias estuvo presidida por Cirilo Arnandis, presidente del Consejo Sectorial de Frutas y Hortalizas, acompañado de Juan Colomina vicepresidente y Julio Bacete, presidente de la Mesa Nacional del Ajo.

Esta edición se ha celebrado en vísperas del inicio de la campaña de verano, marcada por el veto ruso. Los tres Ministerios, se han comprometido en hacer frente común en Bruselas, y pedir a la UE la puesta en marcha medidas excepcionales para evitar perturbaciones de mercado este verano. Los representantes sectoriales han reclamado que estas medidas se adopten con carácter preventivo e inmediato y que se reclame a la Comisión que asuma su responsabilidad sobre el cierre de Rusia -principal destino de las exportaciones estivales extracomunitarias-. Han recordado también que la adaptación del sector a la nueva situación creada es muy difícil: el reajuste de la oferta, la diversificación de las exportaciones o los esfuerzos en promoción no pueden dar resultados notables inmediatos ni podrán compensar la pérdida de un mercado tan estratégico y próximo como el ruso. Por otra parte, el carácter altamente perecedero de la fruta de verano limita la capacidad exportadora. Por todo ello, los asistentes han concluido que los instrumentos de gestión y prevención de crisis estén listos en las próximas semanas y para todas las producciones de la campaña.

Durante el encuentro se han repasado las conclusiones de los diferentes Grupos de Contacto celebrados durante 2014 y 2015 sobre Ajo, Fresa, Tomate, Melocotón y Manzana. Se ha incidido especialmente en el balance desastroso de las campañas de fruta, gravemente afectadas por el veto ruso, las malas campañas en fresa o en ajo, o el desequilibrio padecido por el sector del tomate, cuyo mercado se vio muy perturbado, en este caso, por el incremento de las importaciones desde Marruecos. Los debates en estos foros sirvieron para identificar preocupaciones y objetivos comunes. Entre ellos, la constatación de que, ante los desequilibrios del mercado que sufre el sector hortofrutícola europeo y para paliar sus deficiencias estructurales, el régimen de ayudas comunitarias a las frutas y hortalizas, en los Programas Operativos de las OP es absolutamente vigente. Hoy se ha insistido en que, la modificación del reglamento de aplicación que tendrá lugar a lo largo de 2015, deberá servir para mejorar su seguridad jurídica y su plena utilización. Las administraciones han acordado consensuar con el sector y defender conjuntamente, entre otros, las propuestas de mejora de los mecanismos de gestión de crisis o el mantenimiento de las normas de comercialización.

En el terreno de los debates sobre política comercial, las organizaciones han lamentado que la UE cediera en 2014 a las presiones de Marruecos y accedieran a aligera las condiciones de aplicación del “régimen comunitario de precios de entrada” hasta inutilizarlo. En general, se ha pedido que la UE se comprometa y lidere las negociaciones de apertura de mercados de países terceros para las FH europeas y el levantamiento de barreras fitosanitarias, con el mismo empeño con el que facilita la apertura del mercado europeo.

La sesión del lunes por la tarde se dedicó a las cuestiones relativas a la protección fitosanitaria de los cultivos hortofrutícolas europeos. En particular, a recalcar la necesidad de intensificar los esfuerzos y la colaboración entre las administraciones, para agilizar los reconocimientos mutuos y la ampliación de autorizaciones para usos menores, de forma que los agricultores tengan a su disposición los medios necesarios para combatir las plagas y para evitar la distorsión de la competencia en el mercado.

En este contexto, Cirilo Arnandis declaró que “más vale prevenir que curar” y reclamó a las tres Administraciones que trabajen para mejorar la disponibilidad de tratamientos y pidan a las instituciones comunitarias medidas eficaces para cambiar el enfoque de la normativa comunitaria de protección fitosanitaria en frontera, hasta instaurar el principio de “lista positiva”. Y señalo dos casos recientes -como el riesgo de contagio por la entrada de cítricos contaminados de “Mancha Negra” procedentes de Sudáfrica, o la entrada en Europa de la Xylella fastidiosa en Italia- ponen en evidencia la excesiva permeabilidad de las fronteras comunitarias.




Archivo Documental