Noticias

Medidas excepcionales de retirada de frutas y hortalizas: Cooperativas Agro-alimentarias celebra que la Comisión reaccione a tiempo y propone mejoras en el régimen establecido

15-03-2017 Cooperativas Agro-alimentarias

Ante la presentación de nuevas medidas comunitarias excepcionales para las frutas y hortalizas afectadas por el veto ruso, Cooperativas Agro-alimentarias de España celebra que la Comisión reaccione a tiempo y propone mejoras en el régimen establecido.

La Comisión Europea presentó ayer ante los Estados miembro el Reglamento que regulará las medidas excepcionales a favor de las frutas y hortalizas a partir del 1 de julio y durante un año. Estas medidas, darán continuidad a las que están en vigor actualmente, y responden a las reiteradas demandas del sector hortofrutícola europeo, ajeno a las tensiones geopolíticas de la UE con Rusia, pero principal damnificado.

Cooperativas Agro-alimentarias de España valora la prolongación del mismo régimen que atiende la demanda que la Organización planteó a los responsables de la Comisión el pasado 16 de febrero, en el marco de la reunión del Grupo de Diálogo Civil. En esa reunión Cooperativas Agro-alimentarias de España expuso la situación delicada de determinadas producciones, muy afectadas aún por el desequilibrio provocado por el cierre del mercado ruso y sobre la imposibilidad de recolocar todo el producto comunitario destinado a ese mercado en terceros países.

Cooperativas Agro-alimentarias de España reconoce el esfuerzo de la Comisión Europea y solicitará las mejoras necesarias para que los instrumentos comunitarios de gestión de crisis sean realmente efectivos e inmediatos. Para ello, ha trasladado en Bruselas la necesidad de adelantar la fecha de entrada en vigor e incluir como elegibles todos los productos afectados por el veto, incluidas las producciones anuales, así como ampliar los cupos de retirada asignados y mantener la posibilidad de que un Estado miembro aproveche el cupo dejado vacante por otro. También pedirá que se incrementen los importes máximos de la ayuda para igualarlos a los nuevas indemnizaciones que se publicarán próximamente y aplicarán a partir de este verano para las “retiradas convencionales” de las Organizaciones de Productores (OP).

Las medidas adoptadas vuelven a consistir en la asignación de cupo a determinados productos que se beneficiarán de ayudas excepcionales a la “retirada”, “no cosecha” o “cosecha en verde”. Sin embargo, la lista de productos ha quedado reducida a: manzana, pera, ciruela, naranjas, clementinas, mandarinas, limones, melocotón y nectarinas, cerezas y caquis. Es decir, dejan de ser elegibles: tomate, zanahoria, coles, pimiento, coliflor, pepino, pepinillos, hongos, bayas, uvas de mesa, kiwis. Este recorte se debe, por una parte, a que la UE ha considerado que las producciones anuales tienen más posibilidades para adaptar la oferta a la “nueva situación de mercado” y, por otra, a que determinadas producciones no han utilizado la herramienta en los períodos anteriores.

El nuevo volumen asciende a un total de 29.115 toneladas para España repartidos entre los siguientes frutales: manzana y pera (1.955 t), ciruelas (1.275 t), cítricos (14.110 t), melocotón y nectarina (9.775 t), y “libre asignación” (2.000 t). Estos volúmenes implican una disminución del 15% respecto a los cupos que recibió nuestro país en la anterior campaña, al amparo del reglamento comunitario 2016/921. En este reparto, la Comisión habría tenido en cuenta el nivel de los productos retirados del mercado desde la entrada en vigor de estas medidas excepcionales, factor que habría beneficiado a España, quien ha consumido el total de los volúmenes anteriormente asignados. Las condiciones de acceso a estas ayudas son las mismas que han permanecido en vigor desde 2014 y los importes de las ayudas también. Desde ese año, la UE ha dedicado a esta línea de ayudas más de 400 millones de euros correspondientes a la ayudas del millón y medio de toneladas de frutas y hortalizas retiradas. Una vez presentado el reglamento a los Estados miembro, éste será remitido al Consejo y al Parlamento Europeo para su escrutinio, tras lo cual será publicado y entrará en vigor el próximo 1 de julio.

El nuevo volumen total de cupo para realizar retiradas excepcionales es independiente del cupo de 3.015 toneladas que España recibió recientemente correspondiente al remanente no utilizado por otros Estados miembro y que se ha asignado íntegramente a la manzana.

Por último, Cooperativas Agro-alimentarias de España ha insistido en la necesidad de que la Comisión intensifique los esfuerzos comunitarios para la apertura de mercados en terceros países, bajo el principio de reciprocidad, y para levantar las barreras comerciales fitosanitarias, que actualmente frenan las posibilidades de diversificación de las exportaciones de frutas y hortalizas comunitarias.


Archivo Documental