Reportajes

COPISO celebra su 50 aniversario con la mirada puesta en el futuro

10-10-2017 Cooperativas Agro-alimentarias

Los socios de la cooperativa soriana COPISO han recibido, con motivo de su 50 aniversario, un regalo muy especial: la declaración de Entidad Asociativa Prioritaria por parte de la Junta de Castilla y León, por lo que los jóvenes que se incorporen a esta entidad recibirán hasta 10.000 euros de ayuda; y quienes modernicen su explotación también recibirán mayores apoyos.

Unas 1.400 personas participaron en la jornada de puertas abiertas que la cooperativa soriana COPISO celebró el pasado 15 de septiembre, acto central de la celebración del 50 aniversario de su constitución, para enseñar a todos los socios e invitados la nueva fábrica de piensos y las demás instalaciones del complejo industrial de Valcorba.
El presidente de la cooperativa, Francisco Javier Blanco, que agradeció la presencia de tantos socios, animó a los asistentes a conocer unas instalaciones pioneras y modernas, que servirán para continuar con el desarrollo y la expansión de COPISO, con importantes proyectos.
La consejera de Agricultura de Castilla y León, Milagros Marcos, que quiso acompañar a COPISO en su histórica jornada, afirmó que la cooperativa agropecuaria soriana es un modelo referente “único”, que “hoy queremos poner en valor”, para lo que la Junta de Castilla y León ofrece un apoyo “decidido y permanente”, como lo es el anuncio de la declaración de Entidad Asociativa Prioritaria, que supone incentivos económicos adicionales.
Milagros Marcos subrayó que el modelo de COPISO en el sector porcino, que abarca y cierra toda la cadena de producción de una manera integral, con el cultivo de las materias primas de los agricultores, la fabricación de pienso o la puesta en valor y comercialización de los animales para su transformación y consumo, es un ejemplo en el futuro plan de cooperativismo agrario, para que la estructura y el modelo de COPISO sea imitado en el sector agroalimentario español.
La consejera de Agricultura y el presidente de COPISO plantaron una encina para dejar testimonio de la celebración del 50 aniversario, cerrándose así el acto oficial con una fotografía de familia de todos los asistentes a la jornada de puertas abiertas, que fue una gran fiesta de convivencia.

Unas instalaciones modernas y punteras
Los socios e invitados pudieron recorrer -a través de un circuito habilitado- las diferentes dependencias del complejo industrial de Valcorba, que ha tenido una inversión de unos 30 millones de euros. Visitaron la fábrica de piensos, los centros de lavado y desinfección de camiones, la caldera de biomasa que genera energía al complejo, los almacenes de cereales o la seleccionadora de semillas.
La jornada de puertas abiertas culminó con un reconocimiento, por su trabajo y dedicación en favor de la cooperativa, al exgerente Eusebio Alcalde; y a los expresidentes Jesús Borque, Baraquisio Calvo y Ángel Fernández.

Una fórmula de futuro sostenible
La fórmula COPISO de canalizar la producción de cereal de sus socios para su transformación en piensos que, a su vez, son consumidos por las explotaciones ganaderas, ha supuesto un caso de éxito que ha conseguido mantener y fijar la población en la provincia, aportando valor añadido a la actividad agraria gracias a un esfuerzo en equipo y a una inversión constante, cuyo principal exponente es la fábrica de piensos de Valcorba.
Al abarcar todo el ciclo productivo y comercial, incluida la producción agrícola de materias primas y la fabricación de piensos, la cooperativa soriana logra unos mejores índices productivos y de rentabilidad, situándose en el rango medio-alto del sector porcino español. La clave del modelo de COPISO está en que la producción agrícola y la ganadera van de la mano. Las dos actividades se complementan y se benefician mutuamente, gracias a un modelo cooperativo integrador que han forjado los socios, conseguido después de años de trabajo, de esfuerzo y de implicación del campo soriano.

Primera empresa de Soria
Copiso Soria Sociedad Cooperativa es una cooperativa de primer grado que se constituyó en el año 1967, hace 50 años, gracias a la iniciativa y el esfuerzo de un grupo de 21 ganaderos y agricultores de la provincia ante la necesidad de comprar el pienso de manera conjunta. Así, comenzó con la actividad del suministro de piensos y otros servicios, continuando después con la comercialización de porcino. Desde ese momento la cooperativa no ha parado de invertir en su crecimiento. Hoy cuenta con 1.200 socios y da empleo directo a 110 personas, además de los empleos indirectos que genera su actividad, a través de las empresas externas de servicios y las del grupo, que también han crecido, convirtiéndose en un motor económico y social de la provincia.
COPISO es actualmente la empresa de Soria que más factura, con un volumen de negocio de más de 210 millones en 2016 (+4,5% respecto a 2015), contando su grupo de empresas, y obtuvo un beneficio de 2,2 millones al cierre del último ejercicio.
La producción porcina alcanzó los casi 800.000 animales, con un importante crecimiento del 24,5% en el año 2016, gracias a la expansión de la sociedad compartida ICPOR SORIA, por lo que el objetivo del millón está ya al alcance de la mano, según fuentes de la propia cooperativa.
También la elaboración de pienso en la fábrica de Valcorba ha aumentado un 7,5%, elaborando más de 219.425 toneladas en 2016. La distribución total de pienso por el grupo todavía fue mayor, unas 300.000 toneladas, puesto que una pequeña parte del pienso procede de otras fábricas.
En lo referente a cereales y girasol, en la campaña 2015-2016 se recogieron a los socios 127.433 toneladas de cereal (un 8,8% más que en la campaña 2014-2015); a lo que hay que sumar la comercialización de 181.614 toneladas de la campaña actual 2016-2017 (un 42,5% más gracias a una buena cosecha recogida en el campo soriano hace un año). En girasol, las toneladas comercializadas en la campaña de 2015-2016 fueron 14.675 toneladas (un 7,10% más), y en la campaña 2016-2017 suman 13.770 (un 6,17% menos por la menor superficie sembrada)
A estas cifras hay que sumar un volumen de ventas de fertilizantes durante el año 2016 de 32.262 toneladas.

Esfuerzo inversor constante
Sólo en el último año, la inversión realizada por COPISO alcanza los 4,3 millones, cuya mayor partida se ha destinado a la finalización de la cuarta fase del complejo industrial de Valcorba, principalmente a la construcción de nuevas naves de almacenamiento y la ampliación de las que se hicieron en la primera fase.
La fábrica de Valcorba tiene como punta de lanza la fabricación de piensos, pero proporciona varios servicios como son el almacenaje de la producción de cereal en óptimas condiciones, la selección de semillas o el servicio de gasolinera, entre otros. Todo el complejo se abastece de energía y vapor de agua gracias a una planta de generación de biomasa de 2,7 Mw de potencia, que utiliza como combustible hasta 50 toneladas de astilla semanales, y produce 4.000 kilos de vapor por hora, que se emplean el proceso de fabricación de piensos.

Proyectos de investigación
La actividad de la cooperativa no estaría completa sin mencionar algunas de las líenas de investigación que está desarrollando para poder disponer de mejores soluciones medioambientales a la hora de gestionar los residuos de las explotaciones ganaderas, para su tratamiento y uso como fertilizantes, así como la producción de piensos para la cría de cerdo ibérico y la producción de jamón y carne de ibérico con label ecológico.

Planes de expansión
COPISO, que es en este momento la primera cooperativa productora de porcino y se encuentra entre las 10 primeras cooperativas de 1er grado de España, afronta unos ambiciosos proyectos de expansión en Castilla y León, Castilla-La Mancha o Aragón, para crear unas 100.000 nuevas plazas de cebo, de la mano de la sociedad ICPOR SORIA, que la cooperativa soriana comparte con la cárnica manchega Incarlopsa. Una expansión que beneficiará a los agricultores sorianos.