Reportajes

Cooperativas Agro-alimentarias sigue a la vanguardia del Seguro Agrario apostando por un crecimiento continuo y sano

27-10-2017 Cooperativas Agro-alimentarias

Cooperativas Agro-alimentarias de España, con el patrocinio de ENESA, organizó el pasado 25 de octubre en Madrid una completa jornada para analizar la situación actual y futura del seguro agrario en nuestro país. Bajo el lema "Retos y desafíos del Seguro Agrario. Horizonte 2025", el encuentro reunió a más de cincuenta técnicos especialistas en seguros de las federaciones regiones de Cooperativas Agro-alimentarias y cooperativas de todos los puntos de nuestra geografía, así como destacados expertos del ramo. Cooperativas Agro-alimentarias de España encara así con esta jornada, fiel a su dinámica de pro-actividad y en aras de enriquecer debates, la presentación de soluciones y propuestas de mejora del Sistema de Seguros Agrarios Combinados.


Vicente Monzó, presidente de la compañía de Seguros AGROPELAYO, inauguró el evento valorizando el Sistema de Seguros Agrarios español, con 39 años de vida, sistema que ha demostrado ser una herramienta eficaz y fiable en la gestión de los riesgos en el sector agropecuario. No obstante, periódicamente, por higiene y por mejora continua, se realizan ejercicios de reflexión para detectar sus necesidades en el futuro próximo. Del análisis ejecutado en 2016 se señalaron las amenazas y oportunidades a los que se enfrenta el Sistema, de ahí que sea pertinente monitorizar y auditar en qué medida y grado de cumplimiento se encuentra la implementación del mencionado Plan Estratégico por parte de dos de los actores principales del Sistema, ENESA y AGROSEGURO.

Ignacio Molina, coordinador del Grupo de Seguros de Cooperativas Agro-alimentarias de España, moderó el primer bloque de reflexión, en el que participaron el director de ENESA, José María García y del presidente de AGROSEGURO, Ignacio Machetti, quienes, aún conservando cada institución su rol, su idiosincrasia y su plena autonomía, coinciden en el diagnóstico y en la hoja de ruta a seguir en beneficio del Sistema de Seguros Agrarios, destacando entre otros puntos:

- Mantener en ENESA la función tuitiva del Sistema de Seguros y la labor de coordinación con eficacia y eficiencia de todos los agentes del Sistema.
- Avanzar hacia un Sistema transparente y accesible: el contrato de seguro debe ser claro, sencillo, comprensible, inteligible y gozar de seguridad jurídica.
- Garantizar una extrema fluidez en la transmisión de información; feedback constante entre los actores y usuarios.
- Procurar un Sistema económicamente sostenible, mediante el respeto de la técnica actuarial.
- Apostar por una cultura de gerencia de riesgos, donde "Lo asegurable no es auxiliable" y las inversiones con ayudas públicas deben estar aseguradas.
- Diseñar una cartera de productos y soluciones aseguradoras atractivas, que den respuesta a las necesidades de los productores y estimulen tanto la contratación como la fidelización (personalizar los productos; modular subvenciones dependiendo del momento de contratación; ampliar coberturas y riesgos mejorando su implantación; lograr la excelencia en el punto crítico de la “experiencia de siniestro” (peritaciones e indemnizaciones), etc.
- Procurar que todas las CCAA subvencionen en el momento de contratar.
- Impulsar una posición proactiva en la Unión Europea para que entiendan y valoren los logros de nuestro Sistema de Seguros Agrarios y permitan, no sólo su continuidad, sino que lo adopten y lo adapten a sus respectivos países, con sus peculiaridades y especificidades.

Además, ambos expertos destacaron que el seguro agrario debe ser un criterio de priorización en el acceso a otras ayudas y que la formación, información y asesoramiento son elementos clave.

También señalaron que es necesario valorizar la función social del seguro: Interiorizando el prestigio de la profesión, construyendo un discurso de mensajes positivos y potenciando puntos de encuentro con la Sociedad.

En definitiva, tanto ENESA como Agroseguro, en sintonía con Cooperativas Agro-alimentarias, asumen la estrategia de que sólo anticipándonos y visualizando escenarios futuros se podrá dar respuesta a los retos y a las oportunidades.

2017 un año crítico
Aprovechando el encuentro, se analizaron las novedades a implementar en el recién aprobado 39º Plan y los datos de contratación del Seguro Agrario, el mejor termómetro del trabajo que se realiza. En este sentido, el capital asegurado hasta el 15 de octubre de 2017 es un 0,4% mayor que el correspondiente a la misma fecha del año anterior, por lo que se espera que se vuelva a alcanzar el máximo histórico del año pasado, con más 12.740 millones de euros.

Además, otro indicador crítico es el indemnizatorio. El sector agrario se ha visto afectado negativamente en 2017 por diversos eventos meteorológicos adversos desde comienzos de año, por lo que se prevé una elevada siniestralidad y una cantidad de indemnizaciones estimadas que asciende a más de 606 millones de euros a fecha 15 de octubre, destacando los 224 millones de euros en el sector de cultivos herbáceos extensivos. El sector vitivinícola también ha sufrido importantes pérdidas, debido principalmente a las heladas del mes de abril, cuya indemnización estimada asciende a 75’4 millones de euros. Con todo, el ejercicio 2017 lleva camino de convertirse en el segundo año con mayor siniestralidad de la serie histórica después del ejercicio 2012.

Por otro lado, el Sistema de Seguros Agrarios, como un ramo más de la Industria del Seguro, no es ajeno al marco normativo vigente y al venidero, de manera que con motivo de la transposición de la Directiva de Distribución de Seguros (IDD, por sus siglas en inglés), que deberá entrar en vigor a lo largo del año 2018, la jornada analizó el impacto que su aplicación supondrá, con la intervención de Esperanza Medrano, responsable del Departamento Legal de UNESPA.

A continuación, la jornada se centró en examinar el sistema de seguros en relación al contexto europeo y a la reforma de la PAC. César González, del COPA-COGECA y Gabriel Trenzado, director de Asuntos UE e Internacional de Cooperativas Agro-alimentarias de España, debatieron bajo la coordinación de Mónica Sanz, responsable de Seguros de Cooperativas Agro-alimentarias de la C. Valenciana y vicepresidenta del Grupo de Trabajo de Riesgos del COPA-COGECA.

En otro orden de cosas, pero correlativo a las anteriores exposiciones, las cooperativas nos encontramos que, como colectivo de la red de Mediadores (las cooperativas son la red comercial líder del Sistema de Seguros Agrarios), tenemos por delante desafíos importantes a corto y medio plazo, a los cuales debemos de adaptarnos y dar respuesta. Para ello nadie mejor que Tomás Rivera, presidente de FECOR, para analizar materias tales como la Ley de Distribución de Seguros y Reaseguros Privados, el proyecto EIAC como motor de transformación digital y conectividad, la formación continua, la competencia entre canales, principalmente los operadores de bancaseguros, la hiperregulación normativa y una miscelánea de materias que despertaron el interés del auditorio.

Para concluir Ricardo González, del Servicio de Estudios MAPFRE, realizó un resumen de un informe recientemente elaborado por su compañía, en el que se analiza, entre otras, las principales tendencias económicas y demográficas en España, que constituyen factores esenciales para comprender la dinámica de la industria aseguradora. Como parte de este análisis, se abordaron los aspectos más relevantes de la estructura del sector asegurador, incluyendo la revisión de sus niveles de concentración, tipología de entidades y canales de distribución. De igual forma, examinó las principales líneas de negocio durante 2016, considerando una revisión del crecimiento de las primas y la contribución de los diferentes ramos a la dinámica del sector, su desempeño técnico, los resultados y rentabilidad, y las inversiones y provisiones técnicas.

La clausura de la jornada contó con la participación de Jaime Haddad, subsecretario del MAPAMA y presidente de ENESA, acompañado del director de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Agustín Herrero. Ambos subrayaron la contrastada solvencia técnica y económica del Sistema de Seguros Agrarios, que permite reaccionar con rapidez y eficacia ante situaciones graves. Un Sistema, señalaron, que tras cuatro décadas de vida, se ha convertido en un instrumento vital para la supervivencia del sector agrario, ya que estabiliza los ingresos en un sector que presenta gran fragilidad ante las adversidades climáticas.

Haddad insistió en la necesidad de aumentar el grado de implantación del seguro agrario, estudiando cada cultivo específicamente y desarrollando las medidas oportunas, sin olvidar la premisa de que todas las líneas deben ser sostenibles por sí mismas, y teniendo presente la elevada heterogeneidad de perfiles de asegurados y de líneas de seguro.

Frente a las futuras negociaciones de la PAC, el subsecretario incidió en que la posición española irá encaminada a reforzar jurídica y económicamente el Sistema y la defensa del modelo actual, señalando que se trata de un sistema sólido, sostenible y eficaz y es, por tanto, un modelo a exportar.

"España intentará liderar las iniciativas relacionadas con las reformas del sistema de seguros agrarios en el marco de la UE, ya que nuestro sistema es uno de los más avanzados y el que mayor nivel de cobertura ofrece a los distintos riesgos naturales, de entre todos los sistemas de los Estados miembros", manifestó.

Haddad finalizó su intervención instando a la colaboración entre todas las partes involucradas, señalado que el éxito o el fracaso del Sistema de Seguros Agrarios se construye entre todos los actores, Administración, Aseguradoras y Sector Agrario. Ese trílogo es el que debe compartir los conocimientos y experiencias para avanzar conjuntamente en el diseño del Seguro Agrario más allá de 2025, concluyó.