Reportajes

Luis Bermúdez: Un buen profesional debe estar en formación continua

12-07-2017 Cooperativas Agro-alimentarias

Luis Bermúdez es gerente de la Cooperativa Agroalimentaria Virgen del Rocío S. Coop. And., gerente de Onucoop y director de Desarrollo de Negocio de Agro-Onuba. Alumno de la 6ª Edición del Máster en Gestión de Empresas Agroalimentarias (2015-2016). El nos explica la importancia de la formación y la necesidad de estar al día para los directivos de empresas agroalimentarias, especialmente cooperativas.


¿Qué funciones abordas actualmente en la Cooperativa Agroalimentaria Virgen del Rocío?
Las propias de un gerente, con matizaciones, ya que est cooperativa pasó un momento delicado hará ahora dos años, cuando se encontraba en pre-concurso de acreedores, motivo por el que me incorporé a la misma, y del que pudo salir con el esfuerzo y la colaboración de los trabajadores, Consejo Rector y la Caja Rural del Sur. Ha habido y se están haciendo aún muchos cambios en todas las áreas de la cooperativa, desde definición del modelo de negocio o fijación de objetivos, hasta el modo de comunicación con los socios o el sistema de anticipos de cosecha, y fundamentalmente en la parte de comunicación, marketing y comercial; hay dos hechos diferenciales en esta cooperativa que son la zona de producción y el modo de recolección, que estamos poniendo en valor como ventaja competitiva.

¿Cómo compaginas esta actividad con las otras funciones que desarrollas en Onucoop y Agro-Onuba?
Bueno, pues haciendo las jornadas de trabajo un poco más largas, y contando con buenos equipos de colaboradores. Son actividades perfectamente compatibles y complementarias. Ambas son cooperativas de segundo grado, Agro-Onuba absolutamente consolidada prestando servicios a sus socios cooperativas de primer grado, que comienza un proyecto de expansión en el cual colaboro; y Onucoop, liderando un proyecto muy importante para el mantenimiento del viñedo en la Reserva de la Biosfera de Doñana, y consiguiendo sinergias fundamentalmente en el apartado comercial en las cooperativas vinícolas de Huelva y probablemente Cádiz.

Antes del incorporarte al ámbito cooperativista agroalimentario, tenías experiencia de más de 12 años en una multinacional del sector automóvil, ¿cómo fue este cambio?
Pues apasionante por el reto que supuso y muy gratificante por los resultados hasta la fecha obtenidos. Provengo de una familia de agricultores y también por mis aficiones siempre he estado muy en contacto con el campo. Tras doce años en un sector tan dinámico y profesionalizado como el del automóvil, volver al sector primario, ya que mi primer trabajo remunerado fue recolectando aceitunas, ha sido magnífico. Dadas las maltrechas economías de nuestros agricultores, poder colaborar en mejorar su situación, es un trabajo muy gratificante.

El año pasado cursaste el Máster en Gestión de Empresas Agroalimentaria MGEA en su 6ª Edición (2015-2016). Una de las cuestiones que buscabas en este máster era una visión más completa de la gestión en el sector agroalimentario. ¿Qué te aportó esta formación de carácter executive?
Pues lo que buscaba, tener una visión amplia del sector más importante y con mayor proyección de nuestra economía, así como conocimientos en áreas en las que carecía de formación específica.

En relación con MGEA ¿has podido poner en práctica los conocimientos adquiridos en tu labor diaria?
Los iba poniendo en práctica de forma inmediata, el hecho de compaginar mis responsabilidades como gerente de Agroalimentaria Virgen del Rocío, con el desarrollo del MGEA fue muy enriquecedor, así como productivo.

En tu trayectoria profesional has procurado compaginar la formación con el trabajo. ¿Por qué esta preocupación por la formación?
La evolución de todas las áreas de las empresas en general, es continua y en algunos casos vertiginosa, mi opinión es que un buen profesional debe estar en formación continua, en los últimos años he estudiado varios master, MBA, distintos cursos y asistido siempre que he podido a conferencias o sesiones formativas; siempre aprendes y te enriqueces.

Gracias a Cooperativas Agro-alimentarias de España pudiste aprovecharte de una beca descuento del 50% de precio de la matricula de MGEA. ¿Qué opinión te merece este apoyo a la formación?
Bueno como ves soy un ferviente creyente de la formación, por lo que apoyo cualquier iniciativa que la fomente, y particularmente en nuestro sector, que lamentablemente y aunque en progresión, carece de este estímulo.


Onucoop, en el sector vitivinícola, y Agro-Onuba (ahora denominada Surcoop) a nivel más general, se trata de proyectos de integración cooperativa. ¿Cómo valoras estos proyectos de unión entre cooperativas actualmente?
Es un hecho constatado que la unión hace la fuerza, es necesaria la búsqueda de sinergias que hagan al sector más estable, eficiente y competitivo, pero sin perder uno de los grandes valores que nos caracteriza que es la diversidad. El sector primario español, es mucho más que un mero agente productor, está íntimamente ligado con las costumbres y tradiciones de nuestros pueblos; esta singularidad, es un valor que no debemos perder.

Agro-Onuba, siguiendo esa línea de actuación, ayuda al sector cooperativo en su gestión administrativa, contable, fiscal, compras, etc., pero respetando las singularidades de cada cooperativa. Agrupan a 50 cooperativas, y entre sus objetivos destacamos el crecimiento en cooperativas asociadas, mejora en los servicios que actualmente prestamos e incorporación de nuevos servicios que contribuyan a dar estabilidad y rentabilidad al agricultor, que es nuestra razón de ser.

Onucoop, agrupa el 95% de la producción cooperativa de Huelva, que prácticamente en su totalidad recolecta la uva en la Reserva de la Biosfera de Doñana. Un reciente informe del grupo de trabajo europeo OpenNESS, ha puesto de manifiesto la importancia del cultivo tradicional del viñedo en la Reserva de la Biosfera de Doñana. Nuestro objetivo es el reconocimiento y puesta en valor de esta singularidad, así como de la labor de protección medioambiental que realizamos.

Por último, ¿cómo crees que va evolucionar el entorno cooperativista agroalimentario onubense?
La diversidad de la producción cooperativa onubense, liderando la producción mundial de frutos rojos, y destacando no por volumen, pero si por singularidad y calidad en otros como el vino, aceite o legumbres, nos hacen ser optimistas en su evolución. Sin duda, la aportación que realizamos desde estas dos cooperativas de segundo grado, ayudan al crecimiento, estabilidad y rentabilidad de nuestros agricultores.