Noticias

Ángel Villafranca traslada al Comisario Wojciechowski que no habrá economía verde con números rojos

14-01-2022 Cooperativas Agro-alimentarias

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España pide medidas de estructuración de la oferta y una apuesta clara por las cooperativas, organizaciones de productores, para garantizar la rentabilidad de las explotaciones.
Villafranca: “Necesitamos una PAC coherente con la política comercial de la UE, reglas de mercado y relaciones comerciales justas, inversión pública y tiempo para aplicar las nuevas exigencias medioambientales”.


El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Ángel Villafranca, ha destacado la difícil situación que atraviesa el sector, con un incremento sin precedentes de los costes de producción que no se ven compensados en el mercado. Por ello es imprescindible una PAC activa en lo económico, con instrumentos de gestión de mercados útiles que aporten estabilidad y eviten las crisis cada vez más frecuentes que destruyen tejido productivo.

Durante la reunión mantenida esta mañana con el Comisario Wojciechowski, el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España ha reiterado que la sostenibilidad económica y la rentabilidad son condiciones imprescindibles para afrontar con garantías el nuevo modelo medioambiental. Según Villafranca “no hay economía verde con números rojos”.
Para Villafranca la única estrategia a largo plazo es apostar por medidas de estructuración de la oferta, como la de incentivar a los agricultores y ganaderos a organizarse en cooperativas u organizaciones de productores, para ser más fuertes, obtener una mayor cuota del valor añadido en el mercado y afrontar los retos que marca la estrategia del Pacto Verde.

Ángel Villafranca ha hecho una defensa del modelo europeo de producción, el más estricto del mundo en seguridad alimentaria, calidad y bienestar animal. A lo largo de los 60 años de vigencia de la PAC hemos construido un modelo de agricultura y ganadería europeos que no solo han alimentado a nuestros ciudadanos, sino que nos han convertido en el primer exportador e importador mundial de alimentos. Este modelo no se puede cuestionar, hay que defenderlo, porque a pesar de las dificultades es el que ha contribuido a crear la Europa que hoy tenemos y que queremos preservar. Villafranca ha señalado que a veces tenemos la sensación de que se cuestiona todo.

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España ha reiterado que somos conscientes de la necesidad de avanzar en la lucha contra el cambio climático y la conservación de los recursos naturales y queremos contribuir a ello como sector. Pero necesitamos que los cambios sean posibles y alcanzables, evitando que los objetivos demasiado ambiciosos expulsen a la parte más vulnerable del sector.

La agricultura de precisión y la ganadería también de precisión (intensiva) son necesarias para garantizar nuestro compromiso con el cambio climático sin poner en riesgo el objetivo de soberanía alimentaria.

Los diferentes estudios de impacto de las Estrategias de la Granja a la Mesa y Biodiversidad (USDA, Kiel, Comisión) coinciden en la reducción de las producciones, aumento de costes, pérdida de competitividad de la agricultura europea y aumento de la pobreza a nivel mundial. Es por ello que hay que gestionar con gran prudencia todos estos cambios para minimizar los impactos negativos que van a afectar, en primer lugar, a las explotaciones familiares que habitan y dan vida hoy día el medio rural.

Villafranca también ha señalado que la PAC debe ser coherente con la política comercial de la UE. Una vez más ha solicitado al Comisario reciprocidad y cláusulas espejo, que los productos importados cumplan los mismos requisitos que los producidos en Europa bajo el modelo de producción de la UE, porque si no se continuará destruyendo tejido productivo y no habrá relevo en el campo.

Para afrontar el cambio de modelo Villafranca ha finalizado destacando que es necesario contar con la innovación y las nuevas tecnologías, disponer de productos de defensa sanitaria vegetal y animal, y ofrecer un buen sistema de asesoramiento a los productores, como ya realizan las cooperativas.