Reportajes

Los márgenes para un acuerdo

30-07-2007 Cooperativas Agro-alimentarias

El Comisario de Comercio estaría dispuesto a aceptar una importante reducción de los aranceles agrícolas.

El 17 de julio, un mes después del fracaso de la reunión del denominado G4, constituido por Estados Unidos, la UE, Brasil y Japón en Alemania, el Presidente del Comité de Agricultura de la OMC, quien es a su vez embajador de Nueva Zelanda ante la OMC, distribuyó el proyecto revisado de modalidades agrícolas (compromisos cifrados) que contiene fórmulas, entre otras, para recortar los aranceles y reducir las subvenciones que distorsionan el comercio.

Este documento, que hemos analizado y que sigue a otros dos documentos distribuidos en abril y mayo por el Presidente, está basado en las últimas posiciones mantenidas por los miembros de la OMC en las negociaciones, constituyendo una apreciación de lo que podría acordarse.

Las principales disposiciones, propuestas por el Presidente del Comité de Agricultura de la OMC, que se pondrían en marcha para el período 2009/2013, son las siguientes:


Ayuda interna

Reducción, respecto a la media del periodo 1995/2000, de la ayuda interna global (ayudas de la Caja ámbar, ayudas de MINIMIS y de la Caja azul) del 75% al 85% para la UE (de €110.300 millones a €7.600/€16.500 millones), del 66% al 73% para Estados Unidos y Japón (de $48.000 millones a $13.000/$16.400 millones), y reducción del 50% al 60% para los demás países desarrollados. El 20% de esta reducción debería aplicarse a partir del comienzo del periodo de aplicación del acuerdo (2009).

Reducción de las ayudas de la Caja ámbar, que distorsionan el comercio, del 70% para la UE (de €67.100 a €20.100 millones), del 60% para Estados Unidos (de $19.100 a $7.600 millones) y Japón, y del 45% para los demás países desarrollados.

Reducción del 50% al 60% de las ayudas de MINIMIS para los países desarrollados (del 5% del valor de la producción al 2%-2,5%).

Para los países en vías de desarrollo, que tengan ayudas en la Caja ámbar, la reducción sería dos tercios de la de los países desarrollados

Limitar las ayudas de la Caja azul, no ligadas al nivel de producción, al 2,5% del valor de la producción.

En cuanto al algodón, se contempla una reducción de la ayuda interna más acusada que para los demás productos.


Acceso al mercado

Reducción de los aranceles agrícolas, para los países desarrollados, del 66% al 73% de los aranceles en la banda superior, del 62% al 65% en la segunda banda, del 55% al 60% en la tercera banda, y del 48% al 52% en la banda inferior.

Bandas Reducción
> 75% 66% - 73%
50% – 75% 62% – 65%
20% – 50% 55% – 60%
< 20% 48% – 52%

Según algunos cálculos, esta fórmula conllevaría, en el caso de la UE, a una reducción de los aranceles del 52% al 53% de media, próximo al 54% que solicita el denominado G20, liderado por Brasil, reducción que el Comisario de Comercio de la UE estaría dispuesto a aceptar, según fuentes de CCAE.

Para los países en desarrollo, se contempla una reducción arancelaria equivalente a dos terceras partes de la de los países desarrollados.

Limitar el número de productos sensibles, para los países desarrollados, del 4% al 6% de las líneas arancelarias, o bien del 6% al 8% si más del 30% de las líneas arancelarias se sitúan en la banda superior.

Para los productos sensibles, la reducción arancelaria sería de un tercio a dos tercios de la fórmula general. Pero, en compensación, se abrirían cuotas arancelarias del 4% al 6% del consumo interior si la reducción es de dos tercios, y del 3% al 5%, si ésta es de un tercio.

La Comisión considera, respecto al acceso al mercado, que la cláusula de salvaguardia especial, actualmente en vigor en los países desarrollados, debe mantenerse. Según la Comisión, si esta cláusula se mantiene, la UE aceptaría reducir las líneas arancelarias, consideradas como sensibles, desde el 8% inicial (176 líneas) hasta el 4%.


Restituciones a la exportación

En lo que respecta a las subvenciones a la exportación, este