Noticias

El cultivo del olivo tiene efectos positivos en el medio ambiente

02-12-2016 COI

Los estudios publicados hasta la fecha, demuestran que si el hecho de producir un litro de aceite de oliva conduce a la emisión en la atmósfera de un promedio equivalente a 1,5 kg de CO2 a lo largo del ciclo de vida del producto, la adopción de prácticas agronómicas pertinentes permite al olivar fijar alrededor de 11,5 kg de CO2 en el suelo, resultando un balance claramente positivo de 10 kg de CO2.

El Comité Oleícola Internacioanl (COI) participó en la 22ª reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP22), celebrada en Marrakech (Marruecos) del 7 al 18 de noviembre de 2016, en la que la ONU adoptó un marco de acción para luchar contra el calentamiento global.

Previamente, el COI había invitado a todos sus miembros a participar el 16 de noviembre en una conferencia titulada " El aceite de oliva, el oro líquido que contribuye a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero." En esta ocasión, el COI recordó, con la participación de prestigiosos expertos internacionales, cómo diversos estudios científicos han demostrado que el cultivo del olivo tiene efectos positivos sobre el medio ambiente y la adopción de prácticas agronómicas adecuadas puede aumentar la capacidad de fijación de CO2 de la atmósfera en las estructuras vegetativas permanentes (biomasa) y en el suelo.

Los cultivos leñosos, como el olivo, son particularmente eficaces en comparación con otros cultivos anuales para la captura de CO2 de la atmósfera y almacenarlo como carbono en la materia orgánica. Además, el olivo se puede cultivar en zonas con una precipitación inferior a 450 mm, zonas típicas de climas mediterráneos semiáridos que constituyen el límite de la distribución de los bosques y almacenan cantidades de carbono iguales o mejores que estos últimos.

En la actualidad existe un consenso científico que permite afirmar que el balance de carbono del olivo es favorable y el olivo en realidad tiene un impacto positivo y hace un verdadero "servicio ambiental" a la sociedad. De acuerdo con los estudios publicados hasta la fecha, si el hecho de producir un litro de aceite de oliva conduce a la emisión en la atmósfera de un promedio equivalente a 1,5 kg de CO2 a lo largo del ciclo de vida del producto, la adopción de prácticas agronómicas pertinentes permite al olivar fijar alrededor de 11,5 kg de CO2 en el suelo, resultando un balance claramente positivo de 10 kg de CO2.

Por otra parte, el aumento de la cantidad de carbono en el suelo permite mejorar la biodiversidad biótica del suelo y de las partes aéreas; también, mejora la capacidad del suelo para almacenar agua de precipitación.

Y para demostrar que "el aceite de oliva es bueno para la salud y el medio ambiente", el COI ha lanzado el siguiente vídeo:
https://mega.nz#!iQMyHThA!2bpvJTZlKEMlrETiBAs9AMY9_H0lYLd4LYXBwJ5YoZ8