Noticias

El sector del vino español y francés presenta una declaración conjunta sobre la PAC

13-06-2018 Cooperativas Agro-alimentarias

Cooperativas Agro-alimentarias de España ha participado en la reunión del Comité Mixto franco-español del sector vitivinícola celebrado en Madrid en la que las organizaciones sectoriales de ambos países han presentado una declaración conjunta en relación a las propuestas legislativas de la Comisión sobre la PAC basada en tres grandes temas : reglamentación europea vitivinícola, presupuesto específico y una condicionalidad homogénea en toda Europa.

Como continuación a la reunión del grupo de contacto del 5 de junio en Toulouse, las organizaciones profesionales francesas y españolas han realizado la siguiente declaración conjunta basada en tres grandes temas:

Una reglamentación europea vitivinícola específica

Las organizaciones consideran que la Unión Europea debe llevar a cabo una política ambiciosa de desarrollo del sector vitivinícola europeo, que responda a la vez a las exigencias de competitividad e impulso económico del sector y a los nuevos retos como la adaptación al cambio climático y el poder dar respuesta a las expectativas medioambientales de la sociedad. Por tanto, la PAC debe mantener una reglamentación específica, mediante la continuidad de los programas de apoyo al sector vitivinícola y a través de una reglamentación sectorial que permita una verdadera adaptación del sector y mantenga su especificidad.

Además, esta política debe seguir siendo europea y no renacionalizarse, ya que esto supondría una distorsión de la competencia entre los distintos EEMM y entre las regiones.

Un presupuesto específico, mantenido al nivel actual en euros constantes

A la vista de la importancia de los retos expresados, el presupuesto de los programas nacionales de apoyo al sector vitivinícola debe seguir siendo específico para el sector, y mantenerse al nivel actual en euros constantes.

La condicionalidad debe aplicarse de forma homogénea en toda la UE

Los profesionales son los primeros afectados y comprometidos con los retos medioambientales, de adaptación al cambio climático y la protección de la biodiversidad. No obstante, una condicionalidad reforzada no debe comprometer la rentabilidad de las empresas vitivinícolas.

Por otro lado, la aplicación de la condicionalidad debe ser homogénea en todos los Estados Miembros, con el fin de evitar, una vez más, distorsiones de competencia entre países y regiones.

Las organizaciones firmantes de dicha declaración son, por España: Asaja, Coag, Upa, Cooperativas Agro-alimentarias de España, FEV, CECRV, Vinos de España y la Interprofesional del Vino de España, y por Francia: CNAOC, Vignerons de France Coopérateurs, Vigneron Independants, Confédération des Vins IGP de France y UMVIN.