Noticias

La calidad y la cercanía del establecimiento son los valores más apreciados en la compra del consumidor español

24-11-2008 Cooperativas Agro-alimentarias

La calidad de los productos y la cercanía del establecimiento siguen siendo los factores que más valora el consumidor español a la hora de hacer la compra y, en menor medida, el precio, según constata el estudio sobre el consumo alimentario presentado hoy en Madrid por la empresa nacional Mercasa y que ha contado con la presencia de la ministra Elena Espinosa.

Según los últimos datos disponibles del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), el gasto total en alimentación entre julio de 2007 y junio de 2008 ha sido de 95.854 millones de euros, de los cuales 65.185 (68%)corresponden a consumo en el hogar y 30.669 millones (32%) en establecimientos de restauración.

Así, durante ese periodo cada español gastó una media de 331 euros en carne, a 50,6 kilos por persona; 199 euros en pescado a razón de 27,8 kilos por persona; 64,5 euros en leche con 78,1 litros por habitante y 114,4 euros en productos lácteos y 34,4 kilos por persona.

Las frutas y hortalizas, tanto frescas como transformadas, también tienen un protagonismo notable en la demanda del consumidor español. En el mismo periodo, cada individuo consumió 94,6 kilos de frutas frescas, 56,9 kilos de hortalizas frescas y 13,1 kilos de frutas y hortalizas transformadas; en cifras de gasto per cápita, el consumo referido supuso 131,7 euros, 91,8 euros y 26,4 euros, respectivamente.

Entre julio de 2007 y junio de 2008, cada español consumió 41,8 kilos de pan, 12,6 kilos de bollería/pastelería y 10,7 kilos de platos preparados que, en términos de gasto per cápita, supusieron 97,1 euros, 56,7 euros y 43,2 euros, respectivamente.

El aceite de oliva, el vino y los huevos son alimentos arraigados en la cultura gastronómica española y, por tanto, con una presencia generalizada en la demanda de los hogaries; en este periodo cada español consumió 9,5 litros de aceite de oliva y gastó 28,1 euros en este producto.

Resaltar también que la evolución del mercado alimentario español está muy condicionada por los cambios demográfico. Así hay destacar que cada vez hay más hogares con adultos mayores de 50 años (21,5% de la población), las personas que viven solas, los hogares sin niños y las parejas jóvenes sin hijos.

Por otra parte, los datos señalan que el consumidor español cada vez realiza menos la compra, pero compra más productos, y la mitad de las compras se efectuan durante el fin de semana.

Señalar también que la compra de productos frescos se sigue realizando en más de un 50% en establecimientos especializados y mercados tradicionales.