Reportajes

Perspectivas de acuerdo en la OMC

08-06-2007 Cooperativas Agro-alimentarias

La UE ha convocado para el 25 de junio en Luxemburgo un encuentro de emergencia de los ministros de Relaciones Exteriores de la UE para evaluar un posible acuerdo, si los miembros del denominado G4 (Estados Unidos, la UE, Brasil e India) logran avances concretos la semana previa, cuando el G4 de reúna a nivel ministerial del 19 al 22 de junio en Alemania para intentar salvar la Ronda de Doha.

La convocatoria de este encuentro en Luxemburgo es una señal de que las perspectivas de alcanzar un acuerdo en el marco de la Ronda de Doha son serias.

El Comisario de Comercio de la UE negocia en nombre de los 27 Estados miembro de la UE, pero éstos deben aprobar el resultado. En este sentido, el nuevo presidente francés ha reiterado la amenaza, que había hecho su antecesor, de usar el poder de veto para impedir cualquier acuerdo de la OMC que no cumpla las exigencias agrícolas francesas.

Si el G4 logra superar sus diferencias, se podría allanar el camino para un acuerdo en la OMC antes de agosto. Fuentes comerciales han reiterado su confianza en que las negociaciones avancen de forma sustancial en las próximas semanas, de modo que se pueda convocar una reunión ministerial en Ginebra a más tardar a finales de julio, antes de que la OMC inicie su receso anual en agosto.

De otra manera, la Ronda podría quedar suspendida hasta al menos 2009, después de las próximas elecciones norteamericanas (noviembre de 2008).

Japón, el mayor importador mundial de productos agrícolas, podría participar en la próxima reunión del G4 donde se jugarán las últimas cartas de la Ronda de Doha.

Por otro lado, se espera que la Cumbre del G8 (G7 más Rusia) que comenzó la noche del miércoles en el norte de Alemania impulse políticamente la Ronda de Doha de la OMC. El G8 tiene previsto reunirse el 8 de junio con representantes de organismos como la Comisión Europea, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la OCDE.

La Ronda de Doha de la OMC está en un momento crítico, cuando queda menos de un mes para que finalice el mandato del Presidente norteamericano para someter acuerdos comerciales al Congreso para su aprobación o rechazo sin cambios.

Es probable que el Congreso, dominado por la oposición demócrata, renueve este mandato presidencial, que expira este mes, crucial para concluir la Ronda, pero de forma limitada, para no ser responsabilizado por la Casa Blanca, ante las próximas elecciones presidenciales de un eventual fracaso.

La Ronda de Doha podría estar acercándose a un modesto acuerdo que, de ser así, quedaría lejos de sus ambiciones iniciales de acceso al mercado.

Pero la UE está dispuesta a acometer una rebaja sustancial de sus aranceles y subsidios agrícolas, el Comisario de Comercio de la UE y el propio Presidente de la Comisión se han manifestado en esta línea.

La agricultura de la UE se la juega en estas negociaciones.