Reportajes

Las negociaciones de la Ronda de Doha se retoman centradas en la agricultura

04-09-2007 EFEAGRO

Los países miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) reiniciaron ayer las negociaciones de la Ronda de Doha, bloqueada desde hace casi un año, poniendo el acento en la agricultura y con el consenso de que hay que avanzar resolviendo escollos concretos. "Ha sido una reunión bastante positiva, y en la que todos han aceptado que debemos ser prácticos", dijo al finalizar la primera jornada el presidente del grupo negociador en el área agrícola, el embajador neocelandés, Crawford Falconer.

Los representantes de los 151 miembros de la OMC se reunieron ayer día 3 de septiembre por primera vez tras la pausa estival, y aceptaron la propuesta de Falconer de dedicar las próximas tres semanas a debatir el borrador del área agrícola con el objetivo de conseguir avances concretos.

Los países miembros aceptaron empezar por discutir el acceso al mercado de las naciones desarrolladas y concretar tarifas y montos específicos. Asimismo, habrá que definir qué productos son sensibles para cada nación y por tanto queda excluida su importación, o si es viable la propuesta brasileña de que haya un porcentaje -que rondaría el 5%- de esa misma mercancía que sí pueda entrar en un mercado protegido.

Una vez resuelta esta etapa, las conversaciones se centrarán en el acceso al mercado de las naciones en desarrollo y, finalmente, consensuar el difícil aspecto de los subsidios, tanto internos como externos.

La idea es que durante las próximas tres semanas las delegaciones se reúnan en diferentes grupos, logren avances y, tras una pausa, continúen negociando para poder obtener un acuerdo más o menos concreto hacia mediados de octubre.

Los miembros de la OMC acordaron tratar primero el área agrícola para, posteriormente, avanzar en el sector industrial, una propuesta del G-20, grupo formado por 20 naciones en vías de desarrollo lideradas por Brasil, China e India.

El éxito o fracaso de la Ronda dependerá en gran parte de los pasos que Estados Unidos esté dispuesto a dar para rebajar las ayudas al sector agrícola en un momento delicado, cuando queda poco más de un año para las elecciones presidenciales, previstas para noviembre de 2008.

En ese sentido, Brasil cuestionó recientemente ante la OMC 74 subsidios que el gigante norteamericano otorga a la agricultura y se convirtió en el primer país que pone en tela de juicio un número tan elevado de ayudas estadounidenses.

La Ronda de Doha se inició en el 2001, con el objetivo de liberalizar el comercio internacional para beneficiar a los países menos industrializados, por lo que se la conoce como Ronda del Desarrollo. No obstante, seis años después, el consenso no se ha logrado y el proceso ha estado a punto de fracasar en más de una ocasión.