Reportajes

CCAE expone su postura sobre la reforma vitivinícola a la Comisión Europea y al Parlamento

02-10-2007 Cooperativas Agro-alimentarias

En la recta final de la aprobación de la nueva Organización Común de Mercado (OCM) del Vino, la Confederación de Cooperativas Agrarias de España se reunió el pasado 24 de septiembre con la comisaria de Agricultura de la UE, Mariann Fischer Böel. Unos días antes, el 12 de septiembre, el presidente de la Sectorial del Vino, Joaquín Hernández, también explicó a los responsables de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, la postura de las bodegas cooperativas españolas sobre la reforma de dicha OCM vitivinícola.

Es la segunda ocasión en los últimos meses que la comisaria Fischer Böel se reúne de manera bilateral con CCAE para tratar la reforma de la Organización Común de Mercado (OCM) del Vino. En el encuentro que tuvo lugar en Bruselas, participó la delegación de CCAE formada por José Joaquín Pérez de Obanos, presidente de CCAE, Joaquín Hernández, presidente del Consejo Sectorial de Vino, Ángel Villafranca, vicepresidente y Eduardo Baamonde, director general de CCAE, quienes reiteraron la posición de CCAE respecto a la reforma.





Los representantes de CCAE han insistido, tanto a la Comisión como al Parlamento Europeo, en que el proyecto de reglamento actual no aporta las soluciones esperadas ni prevé los instrumentos necesarios para conseguirlos, sino más bien se dirige a desmantelar buena parte del sector, mediante el arranque y la eliminación de medidas útiles de gestión del mercado. CCAE, si bien comparte la necesidad de una reforma, así como los objetivos iniciales que la Comisión pretendía alcanzar como aumentar la competitividad, recuperar cuotas de mercado, equilibrar la oferta y la demanda, simplificar las normas y preservar el tejido social y medioambietal de muchas zonas rurales, le reiteró a la Comisaria que los instrumentos propuestos no son los adecuados ni están a la altura de los objetivos buscados.

La reforma planteada por la Comisión "no ofrece alternativas para ayudar al desarrollo competitivo del sector y se olvida completamente de que detrás del viñedo y de las bodegas hay personas que configuran todo un tejido social y productivo, ubicado en zonas rurales, que hay que mantener por encima de todo", según subrayó Joaquín Hernández tanto a los europarlamentarios como a la propia Comisaria.

Por su parte, el Presidente de CCAE, José Joaquín Pérez de Obanos, destacó la necesidad de fomentar y desarrollar las OPVs (Organizaciones de Productores Vitivinícolas) como elementos prioritarios de organización y la gestión de la producción y de la comercialización de los productos del sector, por lo que solicitó dotarlas de competencia y presupuesto.

CCAE defendió con firmeza la necesidad de mantener a medio plazo los instrumentos de regulación del mercado, así como la prohibición de nuevas plantaciones. Respecto al presupuesto, CCAE pidió que los fondos no se transfieran a desarrollo rural, sino que se mantengan para mejorar las estructuras empresariales y para apoyar medidas para la comercialización y la calidad del sector. La destilación de uso de boca es una medida de mercado y no de regulación por lo que CCAE insistió en que debía mantenerse en su situación actual, al igual que con la eliminación de subproductos orientada a mejorar la calidad y el medio ambiente.

Por su parte la Comisaria se mantuvo inflexible en la defensa de su propuesta de reforma, si bien aceptó la posibilidad de que sean los Estados miembro quienes puedan establecer medidas específicas a las OPVs dentro de los sobre nacionales.

Hay que destacar que las bodegas cooperativas elaboramos en torno al 70% del vino español.